Y por fin la ética

Artículo de la categoría Opinión
JUN
20
2015

Hace unas semanas suspiré de satisfacción al comprobar que finalmente alguien desde las instituciones públicas se animaba a convocar una jornada sobre ética y tecnología (¡¡por fin!!). No he conocido otras jornadas con la misma temática. Así la primera jornada #èTic se celebró en la Antigua Fábrica Damm el pasado 17 de junio. La jornada se dividió en cuatro debates de las cuales saco la siguientes conclusiones.

Privacidad y protección de datos

A la larga la privacidad será controlada desde la sociedad civil que velará por lo que se hace con esos datos. Es difícil de determinar si este control se conseguirá desde las administraciones o desde organizaciones privadas, pero parece que nos acercamos a un problema entre individuo y estado. ¿La innovación será un derecho indiscutible o quedará restringido ante el riesgo de que nuevas ideas atente directamente contra el derecho a la privacidad?

Transformación del ser humano

¿Nos estamos acercando hacia una singularidad tecnológica en la que las personas se acaban convirtiendo en una especie de cyborgs? Vivimos tiempos donde hace falta que el humanismo avance y gane fuerza de valor ante la economía y la tecnología, para que éstas últimas queden al servicio de las personas y no al revés. ¿El crecimiento tecnológico constante es posible, tal y como formula la Ley de Moore, o tiene un límite que no debemos/podemos superar?

Los huérfanos digitales

Años atrás se insistía en el concepto de alfabetización para hablar del proceso de adquisión de competencias digitales (alfabetización digital). Pero el aprender a manejar sistemas digitales no te garantiza que sepas hacer cosas con ellos. Por eso hay autores que proponen el concepto de literacía digital. Está claro que la educación, como el resto de las áreas de la sociedad, ha cambiado radicalmente a causa de la tecnología digital (o debería hacerlo). Por eso debemos hacer el paso definitivo de enseñar a aprender. Mucho se habla del bigdata vinculado a la enseñanza, pero sólo está demostrando que permite aprender por correlación y no tanto por una relación causa-efecto. Falta un poco más de espíritu crítico en algo tan importante y sensible como la educación.

Tecnoconsciencia

Estamos derivando hacia el consumo colaborativo y hacia sistemas que se autoorganizan. Y la tecnología lo ha cambiado todo, o como mínimo ha estado presente mientras cambiaba todo. ¡Y lo que quedará por cambiar!

A modo de conclusión quiero destacar del último debate al ponente Marc Vidal, emprendedor de muchas cosas y bloguero reconocido. Resulta muy grato coincidir con gente mucho más especialista y experimentada que tú en cuestiones como la idea de que estamos viviendo un cambio de edad en la historia, todo ello provocado por el auge de las tecnologías digitales. Es algo que llevo pensando hace unos años y de lo que estoy cada vez más convencido. Y es que hay muchas evidencias de ese cambio de época. Solo desde la distancia del paso de los años podremos saber cuándo empezó, sus causas, características e hitos importantes, consecuencias,… Y por supuesto, su nombre (¿Edad… digital?).