Sobre el Brexit

Artículo de la categoría Opinión
JUN
23
2016

Creo que el gobierno británico ha demostrado una vez más su valentía. Después del referéndum en Escocia sobre su independencia, ahora David Cameron se atreve con otra consulta vinculante sobre la permenencia del Reino Unido en la Unión Europea. Esta vez, sin embargo, le ha salido mal, y contrariamente a su postura el pueblo ha decidido la ruptura. Desde aquí mis felicitaciones al primer ministro por permitir que la ciudadanía hable y mis respetos a los votantes por su decisión. Pero creo que se equivocan. Creo que los países pequeños son más fáciles de gestionar que los grandes, pero la Unión Europea es otra cosa. Reconozco los muchos defectos que tiene Europa. Pero me parece una muy buena idea que un continente que ha estado en guerra casi permanentemente y que ha sido escenario de las dos contiendas más dañinas de la historia se configure políticamente desde la unión de intereses que no ofrece sino un lienzo de paz y entendimiento. Europa me parece buena idea porque puede funcionar como un país respetando a los pueblos que la componen. Se trata de una federación donde cada miembro sigue siendo responsable de sí mismo. Por eso creo que el Reino Unido se equivoca. Su salida supone restar mucha fuerza internacional a la Unión. Además, pierden a un gran aliado, sin llegar a bloquearse mutuamente, por supuesto, pero dejando al País Británico un poco más solo. Desde mi ignorancia en política exterior creo que esta situación favorece mucho a los Estados Unidos y preveo un acercamiento mayor de ambos países. Eso sí, no desde la igualdad, sino la dependencia. No llegaremos a que se tornen las cosas y la metrópoli pase a ser colonia, pero me parece que el escenario final se acercará bastante a esta idea.