Pues parece que sí se puede

Artículo de la categoría Opinión
MAY
28
2014

El jueves pasado, a sólo tres días de las elecciones al Parlamento Europeo, recibí un correo electrónico con la propaganda política de una nueva formación. Nacida solo hace unos pocos meses tiene por líder a Pablo Iglesias, al que conozco por los debates del programa La Sexta Noche. Es la primera vez que una formación política se me presenta de esta manera tan digital. Es así como me entero por primera vez de la existencia de Podemos. Al margen de las afinidades ideológicas, creo que es justo reconocen las propuestas novedosas que ofrece este partido político.

  • Aunque hay una dirección que lidera la personalidad del partido, se trata de una formación que se nutre del 15M y por tanto, surge de la sociedad civil. De hecho toman como lema el “si se puede” que tanto hemos escuchado en las plataformas antidesahucios.
  • Se ha financiado al margen de donaciones de grandes corporaciones o de créditos bancarios. Lo ha hecho mediante micro-aportaciones privadas, el llamado crowdfunding.
  • Se marcan como prioritario acabar con la corrupción politica, la mayor lacra que tiene este país, renegando de la clase politica a la que denominan directamente “casta”.

El mayor problema que ha tenido de siempre la humanidad es que la mayoría de la gente no ha sabido organizarse para dirigir sus designios y por comodidad y por ineptitud ha tenido que delegar la politica a unos pocos. De esta manera aparecen las clases dominantes que por siempre han mandado sobre los demás. Si el pueblo no se sabe organizar, es triste reconocerlo, la mejor opción es permitir que manden unos pocos. La consecuencia negativa es que se da pie a que aparezcan las dictaduras, las injusticias, los repartos desequilibrados y la corrupción. Si el poder se divide entre muchos es más difícil que alguien pueda aprovecharse de la situación. Por eso creo que ha gustado tanto Podemos que ha entrado en el Parlamento con cinco eurodiputados (repito que se trata de un partido de reciente formación).

Nuevas propuestas, utilizando los recursos tanto sociales como tecnológicos del siglo XXI para hacer llegar a la ciudadanía una nueva forma de hacer política. De momento Podemos ha logrado entrar en Bruselas. ¿Hasta dónde llegará?