¡Pactad malditos!

Artículo de la categoría Opinión
JUL
2
2016

No hubo entendimiento, hacemos otras elecciones y ¿qué pasa? que la ciudadanía, más o menos, vuelve a votar lo mismo. Durante todos estos meses creo que la estrategia del PP, aunque muy cutre, ha sido acertada: quedarse en un segundo plano y buscar el desgaste de las otras fuerzas. Y es que tanto PSOE como Podemos han dado una imagen de división y de incapacidad para el entendimiento. Ciudadanos desde su centralismo ha quedado como un partido sin criterio al que no le importa apoyar a un bando o a otro. Además también ha sufrido el conservadurismo propio de la derecha que ha preferido votar a lo conocido y por eso se ha centralizado más el voto en el partido de siempre por encima de las buenas expectativas que suscitaba a priori el partido de Albert Rivera. En mi opinión, sin embargo, han hecho lo que los ciudadanos llevamos pidiendo desde el 15M: entendimiento y pacto más allá de las ideologías. El gran pacto propuesto por el PP para hacer una gran coalición con el Partido Socialista hubiera minado definitivamente a ambos partidos con un deterioro mayor de este último. Es un pacto antinatura y para el PSOE hubiese supuesto que la mayoría de su electorado se habría pasado definitivamente a Podemos. Y Podemos, a pesar de su coalición con Izquierda Unida, se queda igual. Me parece incorrecto el análisis que hacen algunos periodistas sobre el descenso de un millón de votos que ha sufrido el partido. En este tipo de elecciones lo que cuentan, para bien o para mal, son los escaños, no los votos. Por tanto Podemos ni gana ni pierde con el partido de Alberto Garzón al lado. Eso sí, estas elecciones evidencian la situación que lleva arrastrando desde hace tiempo IU: es un partido en caída libre. La llegada de Podemos era temida desde este partido porque podía restarle muchos votos. A día de hoy creo que es evidente que han quedado fagocitados por el partido lila. Finalmente, ¿cómo es que el PP, tan criticado por la gestión de la crisis económica y por sus escándalos de corrupción, sigue siendo el partido más votado? Creo que la respuesta es tristemente muy fácil: los demás partidos no han dado señales de que lo pueden hacer mejor. Para los españoles, el PP resulta ser el partido menos malo. Así que señoras y señores del PSOE, Podemos y Ciudadanos (y del resto de partidos también) hagan mejor sus deberes porque de momento suspenden.

¿Y ahora qué? ¿Iremos a por otras elecciones generales, las terceras? Espero que no. Porque esta situación ya cansa. Hace falta un gobierno, hace falta tener unos presupuestos generales y hace falta que todo esté en marcha y no en funciones. Así pues lo dicho en diciembre. La gente no hemos cambiado de opinión. Pactos. Pactos que permitan dirigir el país. Pactos que ha veces serán contranatura. Pero muchachos, tienen que ponerse a trabajar. Nos costáis mucho dinero como para que no hagáis otra cosa que pelearos entre vosotros.