Carl E. Sagan

Artículo de la categoría Opinión
JUL
16
2009

La ausencia de pruebas no es prueba válida de la ausencia.

Esta sentencia aparece al principio del libro Los dragones del Edén, que el gran Carl Sagan escribió en 1978. He de reconocer que es una de las #Frases que más me han marcado siempre, desde el primer momento en que la leí. Nunca sabremos a ciencia cierta si a la hora de buscar algo que no encontramos estamos ante un problema de mala investigación o simplemente de un imposible. No veo manera de hacer ciencia sin que esta frase forme parte de tu discurso de trabajo. Personalmente la tomé como uno de los pilares de mi filosofía de vida, y su importancia radica en cómo he de afrontar los problemas, cómo debo actuar ante el fracaso. Si no acabo de tener la idea que necesito o no consigo construir lo que quiero crear, insisto, insisto e insisto. En un momento dado puedo decidir dejarlo por hoy. Incluso, puede que mañana o pasado no vuelva a pensarlo. Pero tarde o temprano lo volveré a intentar.