Bases vs Barones

Artículo de la categoría Opinión
MAY
21
2017

Siempre incomoda a un partido político que lo tilden de “partido viejo”. Pero que lo hagan con un partido progresista, como el PSOE, es sabido que molesta y bastante en el seno de la agrupación. Además, se añade la denuncia de que en realidad no “mandan” las bases en el partido, como sería de esperar, sino una especie de oligarquía de militantes (porque muchos no forman parte de ningún órgano de gobierno) que han sabido acumular poder e influencia a su alrededor y que pueden, por ejemplo, forzar la destitución del Secretario General como sucedió ocho meses atrás. Que Pedro Sánchez gane las primarias con holgura ante la candidata oficialista, Susana Díaz, la que más simpatías generaba entre esta élite del partido, deja entrever la peor crisis que en política democrática pueda tener: la desconexión entre mandatarios y las bases.

Si bases y “barones” opinan diferente y eligen candidatos que representan modelos de gestión para el partido discrepantes, esto solo lleva al Partido Socialista a dos salidas posibles muy complicadas. Por un lado, se salvaría esta discrepancia anulando las primarias o haciendo un proceso de selección de candidatos parecido al que hace el Partido Popular (que más o menos sería lo mismo). Pero ser democrático significa acatar un principio básico fundamental, la soberanía del colectivo al que se representa. Otra opción sería conseguir con los “barones” socialistas mandasen menos. Sería lo lógico pero, ¿querrán estas fuerzas dirigentes abandonar su estatus de poder? ¿Se pueden erradicar los diferentes grupos con sus diferentes versiones y visiones del partido? Creo que la diversidad trae riqueza pero también creo que a menudo es difícil de gestionar y en este caso concreto el partido puede estar amenazado por el fantasta de la escisión. Es una situación compleja y estresante la que vive hoy el PSOE, pero no deja de ser el reflejo de una sociedad que clama por un cambio de modelo democrático y que cada vez más va a rechazar viejas maneras de hacer. Desde fuera, creo que el escenario dibujado resulta muy, muy interesante. Lo que le suceda al PSOE a partir de ahora puede ser un ejemplo de lo que viviremos en política general en un futuro cercano.