El arte de no innovar

Artículos

Últimamente sigo por Youtube a Antonio García Villarán, doctor en Bellas Artes y artista que acuña el término Hamparte, o sea, el arte de no hacer arte. Se refiere a aquellos "artistas" que sin haber hecho ninguna obra digna de ser considerada "arte" sin embargo consiguen embaucar a muchos para que estén pendientes de su "trabajo" e incluso para que se paguen fortunas por sus "obras". Coincido con Antonio en varios artistas, que para ambos jamás hicieron obras de mención y sin embargo llenan páginas en los libros de historia del arte y son referentes culturales. El problema de todo esto es que no deja de ser una valoración subjetiva y personal de un concepto, el arte, que cuesta de definir: qué es arte, que no es arte. Así que es posible que una misma obra, para unos pueda ser una maravilla y para otros una auténtica tomadura de pelo, y por extensión, la autora o autor.

Kahoot es un servicio que uso y disfruto con frecuencia. Sin embargo le veo limitaciones y por eso un día me puse a buscar alternativas. La principal pega que le veo es que sólo admite pruebas de preguntas con varias opciones y me gustaría que pudiese contar con otro tipo de pruebas (puzzles, series, juego de memoria,...). Lo cierto es que no he encontrado nada mejor pero descubrí Plickers, que también se basa en preguntas y respuestas aunque con elementos interesantes.

La idea de Plickers es que no siempre contamos con dispositivos digitales para todos nuestros alumnos o grupo de personas que estén participando en la actividad. Así pues, han ideado un sistema en el cual, primero estableces los componentes de tu clase o grupo. Cada persona tiene asignado un número. Por otro lado se pueden crear diferentes cuestionarios con un máximo de cuatro respuestas posibles. Esos cuestionarios se pueden usar con cualquier grupo. En la actividad debemos tener las tarjetas Plickers preparadas. Cada tarjeta tiene un número, correspondiente a cada alumno, con un marcador dibujado (ojo, no es un código QR). Plickers cuenta con una app móvil que puede leer este marcador a través de tecnología de realidad aumentada y de esta manera, cuando los alumnos levantan la tarjeta se digitaliza a cada persona y lo que ha contestado. ¿Cómo? Simplemente se debe girar la tarjeta. Cada lado de la misma significa una opción contestada: A, B, C o D. Para más claridad recomiendo este video de Antonio Guirao sobre Plickers:

Aparentemente esto es un sistema innovador pues toma una tecnología moderna y en auge para mejorar el funcionamiento del proceso educativo en el aula. Pero desde el punto de vista de las competencias digitales (ver proyecto Acot), innovar significa hacer algo diferente o de una manera diferente pero mejorada con una tecnología sin la cual no sería posible. Si analizamos bien qué estamos haciendo con Plickers no es más que una mejora en la eficiencia a la hora de pedir la opinión o que se conteste a una pregunta a mano alzada. Plickers no innova sino que permite un avance del profesorado en la adaptación de tecnología para mejorar el rendimiento en el aula, en este caso para recoger rápidamente las contestaciones de los alumnos ante una pregunta.

A pesar de esta crítica no considero a Plickers un "hamparte" de la educación. Creo que situar el avance que propone en su justa medida igualmente hace de la herramienta algo atractivo e interesante como mínimo de estudio y de experimentación. Yo por mi parte la voy a incorporar a mis clases para al siguiente trimestre pues además de permitirme recoger rápidamente los datos de mis alumnas y alumnos veo que es una herramienta muy vistosa para introducir el concepto de realidad aumentada. Eso sí, estemos atentos porque más de una empresa nos venderá un producto como algo muy innovar y simplemente será una apuesta más para intentar hacer arte de no innovar.

Más información sobre Plickers: