5G, Big Data y Machine Learning

Artículos
Fuente: pxfuel.com

Hoy me gustaría hablar de tres tecnologías que seguramente configurarán la tercera década del tercer milenio y que empezará, graciosamente, con el año 21 del siglo XXI. Tres tecnologías que se fusionarán con otras de las que ya he hablado con anterioridad.

5G

La quinta generación de telecomunicaciones digitales traerá unas conexión increíblemente rápidas, eficientes y estables. De lo mucho que se puede comentar sobre el 5G vamos a quedarnos con la parte más crucial: la latencia. Entendemos latencia como el tiempo que se tarda en realizar un proceso o tiempo de reacción. Partiendo de la base de que los humanos tenemos unos tiempos de reacción mínimos de unos 150 milisegundos, si el 4G conseguía latencias de entre 10 y 50 milisegundos, el 5G será capaz de rebajarlo a entre 1 y 4 milisegundos: o sea, prácticamente estaremos consiguiendo el tiempo real, la instantaneidad. Esto va a permitir que la cantidad de datos que se puedan transmitir a la vez crezca exponencialmente. No importará la distancia, podremos incluso (según se dice) hacer operaciones quirúrgicas a distancia. Además, podremos añadir elementos para augmentar la experiencia del usuario. Siguiendo con el ejemplo, la persona cirujana podrá recibir estímulos táctiles para augmentar la sensación de realidad. Cuando nos hablen de 5G nos hablarán también de conducción remota y automática de vehículos, de telepresencia, de capacidades de transmisión de datos estratosféricas, y de otras muchas cosas que hasta hace poco eran ciencia ficción, pero que poco a poco se convertirán en simplemente ciencia.

Big Data

Según la teoría de la información, cuanta más información tenemos mejores decisiones podemos tomar. Desde hace varios años se están recopilando gigantescas cantidades de datos de todo tipo: hábitos de compra, índices de audiencia, valores relacionados con la salud, tráfico, movimientos bursátiles, reacciones en redes sociales,... Con todos esos datos se puede hacer una fotografía, en ocasiones bastante exacta, de cuál será la realidad futura de un cuestión en concreto. Los pronósticos serán más acertados y, por tanto, contar con esa información de antemano supondrá una ventaja en todos los sentidos y para todos los propósitos.

Machine Learning

La inteligencia artificial ha pasado de crear pequeñas redes neuronales mediante metodología de backpropagation, como estudié en la Universidad, a permitir la mecanización y automatización de procesos industriales, mejoras en la conducción de vehículos, recreación de comportamientos humanos,... En la robótica, la parte mecánica es importantísima, pero qué duda cabe que la parte fundamental de una máquina es su "mente". Los robots han pasado de actuar bajo unas instrucciones concretas a tener capacidad incluso de aprender de forma automática mediante complejos algoritmos.


La conjunción de estas tres tecnologías permite crear cosas asombrosas. La idea es sencilla: aumentamos exponencialmente nuestra eficiencia si recopilamos muchos datos, creamos modelos de acción y de predicción artificiales mediante máquinas que aprenden solas y sin sesgos humanos, y luego conseguimos aplicar todo ello a cualquier circunstancia y a cualquier parte del mundo a una velocidad casi instantánea. El futuro se prevé alucinante, en el sentido positivo y negativo, si además tenemos en cuenta otras tecnologías que ya forman parte de nuestro día a día como la impresión 3d, la realidad virtual y aumentada, o la posibilidad de conectar, no solo dispositivos digitales, sino también todo tipo de cosas analógicas a Internet.